Sígueme también en este otro blog:

sábado, 22 de enero de 2011

Bob Dylan: "Just Like A Woman"



Hoy traigo a este rincón, una de las canciones del maestro Dylan que más me gustan y conmueven, "Just like a woman", perteneciente al séptimo álbum grabado en estudio, "Blonde on Blonde", del año 1966. Como vemos en la letra, el tema sigue siendo de una insufrible actualidad. Está dedicado a las mujeres perdedoras, en este caso concreto, a la modelo de la factoría Warhol, Edie Sedwick, que acabó su existencia de manera trágica.
Como siempre, Dylan relataba en sus poemas auténticos dramas sociales, y de ellos se servía para atacar a un sistema con el que no se sentía nada satisfecho. El Dylan de los 60 fue todo un hito revolucionario en un país, acostumbrados a vivir la población, sumisos y anestesiados, por el riesgo a ser acusados de rojos, después del fuerte estallido social que supuso el anarquismo importado por los emigrantes italianos en el siglo XIX.

Me gusta esta canción por su letra, su música y la manera desgarradora como Bob la canta.

Dedicada a todas las sufridoras que no ven la salida al túnel.


 

Just like a Woman (Justo como una mujer) 

Nadie siente dolor ésta noche,
mientras permanezco bajo la lluvia.
Todo el mundo sabe
que la niña tiene ropa nueva.
Pero después veo sus lacitos con sus nudos
caerle desde sus rizos.
Coge las cosas como una mujer. Sí, lo hace.
Hace el amor como una mujer. Sí, lo hace.
Y le duele como a una mujer.
Pero se rompe como una niña.

La reina María, es mi amiga.
Sí, espero ir a verla otra vez.
Nadie tendrá que adivinar
que la niña no puede ser bendecida
hasta que finalmente se dé cuenta
de que es como los demás.
Con sus perlas, sus anfetaminas
y esa niebla alrededor.
Bebe como una mujer, ya lo creo que sí.
Hace el amor como una mujer, ya lo creo que sí.
Y sufre como una mujer.
Pero se pone a llorar como una niña.

Estuvo lloviendo desde el principio.
Y yo me moría de sed allí.
Así que vine aquí,
y tu maldición eterna me dolió.
Pero lo peor
es este dolor por dentro.
No puedo permanecer aquí
¿No está claro que no encajo aquí?

Sí, creo que es hora de marcharnos.
Cuando nos encontramos otra vez,
lo hicmos como amigos.
Por favor, no digas nada de que me conocías
cuando estaba hambriento, y que era tu mundo.
Ah, finges como una mujer, ya lo creo que sí.
Haces el amor como una mujer, ya lo crees así.
Y luego sufres como una mujer.
Pero lloras como una niña.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...