Sígueme también en este otro blog:

lunes, 26 de noviembre de 2012

Giovanicabra: "4 minutos sin aire"









Ha caído en mis manos un pequeño y hermoso libro de poesía titulado “4 minutos sin aire”,  -de esos que harán imposible que el formato digital algún día los pueda igualar-, de la Editorial “Cangrejo Pistolero”, en la que un francotirador del verso (que se parapeta tras el seudónimo de Giovanicabra), dispara a contracorriente, palabras, sensaciones, quejas, angustias, deseos, hastíos, desganas, desatinos, etc., para que el lector, aguerrido argonauta del pensamiento ultramontano, sueñe con lugares, vidas y situaciones hasta ahora omitidas. 
Es un diminuto (en cuanto a tamaño) libro de bolsillo que descaradamente desmonta la falsa teoría de que “algo útil, manejable y barato, jamás puede ser bueno”, pues éste que comentamos, además de estar editado de manera impecable (buena letra, ausencias de erratas, un papel aceptable, tiene un cierto componente de barroquismo en el tratamiento de los espacios (horror vacui) que hace que ninguna de las páginas estén carentes de contenido.
Si todo lo ya descrito no fuera suficiente para calificar la obra de sobresaliente, además, el libro cuenta con la reproducción de diez grabados  de Ana Arcas Espejo, más una introducción de unos de los coordinadores del proyecto, Antonio García Villarán, y un “epílogo” de “Dalton Trompet”, insuperables.
Todo un lujo. 
Cada vez que me tropiezo con una de estas joyas editoriales, mi fe por la palabra escrita renace. Felicidades a todos los que han colaborado en este feliz parto.      






 
"4 minutos sin aire"







4 minutos sin aire

 Anoche estallé;
Hice el peor de los actos
Colgué mi cuello
           De una cuerda
        De apretados deseos



Aire

Imagina
Que tú fueses aire
      Y yo ahogado.

En momentos sin palabras
He visto pisadas
Tuyas
En mi
Solitaria isla...

              Has embrujado las cometas
      Rumbo marino

...Y la mano se me pierde
      Buscando tu piel 
          En metáforas
       Que más que flotar
           Se han ido hundiendo.

...No sé cuánto podré quererte
     Pero sumergido te juro
        Tanta agua me pesa...   


Desde esta atalaya

Desde esta atalaya,
Donde el olvido
    Pide a gritos clemencia
Veo crecer un rostro
Que a mis sentidos
Se dibuja marchito.
Se acerca
              Lentamente
Como el astro que atardece
Junto al albor
De mi memoria...
Divisándola cada vez más cerca
Impacta en mi presencia,
Inpacta la tormenta

Era el fantasma de una musa
Que navega herrante
En el océano de mi vida,
Entonces un trueno
                           Y una lágrima
    Que borracha de nostalgia
Me hizo despertar llorando.


Cae el otoño

Cae el otoño
El cierzo aflora
Áspero noviembre
De hieráticas esperanzas

Diría que estoy solo
Que no tengo nada,
Pues es aún peor
Porque HOY HE MUERTO

Se suicidaron las estrellas,
La belleza se arrancó la cara,
El letargo cegó mi memoria
        Para que nunca más
   Pudiera volver a soñar

Hoy cual rey de la trizteza
Prendo fuego a mi reino,
Y me muero de viejo en la penumbra
Como estrema unción de mi locura
En un lecho de álamo marchito
Cenizas de amargura.  



Dedos fríos a pie de rio

Dedos fríos a pie de rio...

Ellos han cambiado la armonía,
Me lo dice el pájaro dándome
Lecciones de canto,

Odio al noventa por ciento
De mis pensamientos

Quiero sumergirme
En el calor de las piedras
Volar contra rutinas
Quiero la estrella que más brilla 
Entre tanta rueda
      De babilónico
           Ssinsabor.


 Palestina

Asoma la mañana
           Sin saber por qué ventana
Los difuntos de este asunto
       Habrán muerto sin alma
Asoma vida eterna
Santos de la muerte
Refugio incandescente
Contracorrientes
Socializada venganza
Relatos de odio y patria
Abanico multicultural
   Donde nacieron mentiras
   De libros sagrados
Tierra de dioses
Conflicto de educaciones

Sangre y llanto


 Yo soy el sonido

"Yo soy el sonido
Ella el silencio
Haciéndole el amor
He superado al sentimiento

Aura te vivo
Aura te vivo

Música es tu cuerpo
Siempre estuve aquí
Abrazada a ti
Siempre abrazado
Aura te vivo
Sirena ¿Quién nos separó?
Sirena
          Iré a la mar a buscarte."



Huele a muerto

Huele a muerto...
Compremos para olvidar
...Qué bonito todo...
Las luces que se encienden  
Y se apagan
       se encienden
Y se apagan,

Las calles plagadas
   De masas que enloquecen
...Qué bonito todo...
Navidad o quizás San Valentin
      Es igual...
Sigue oliendo a muerto

En la televisión
Los monopolios educan
Frustración estereotipada
Y las mentes se reducen
A simple ratoncillos
Que caen en la trampa

Y sigue oliendo a muerto
Por mucho que ellos
Anuncien perfumes de marca.     



Verde angustia

Verde angustia
En la plenitud de la noche 
No habrá antes ni después
Cuando el búho cante
Cuando el búho cante
Y agite sus alas púrpuras
.....Resucitaremos.....




     

  
   

   
   
      
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...