Sígueme también en este otro blog:

lunes, 19 de noviembre de 2012

Distintas opiniones sobre el cuento: Lo bueno, si es breve, es doblemente bueno








Una idea –muy visual por cierto- de lo que es o puede ser el cuento, de su fascinación y poder, con la que estoy completamente de acuerdo y que, desde luego, en absoluto sabría mejorar, es aquella que exponía Cortázar cuando decía que la novela y el cuento se dejan  comparar analógicamente con el cine y la fotografía.
 Mientras en el cine, como en la novela –decía Cortázar- la captación de una realidad más amplia y multiforme se logra mediante el desarrollo de elementos parciales, acumulativos, que no excluyen, por supuesto una síntesis que dé el clímax de la obra, en una fotografía o un cuento de gran calidad se procede inversamente, es decir, que el fotógrafo o el cuentista se ven precisados a escoger y limitar una imagen o un acaecimiento  que sean significativos, que no solamente valgan por sí mismos sino que sean capaces de actuar en el espectador o en el lector como una especie de apertura, de fermento que proyecta la inteligencia y la sensibilidad hacia algo que va mucho más allá de la anécdota visual o literaria contenida en la foto o el cuento.
La determinación de lo significativo, la administración de lo que cuenta, sobre la base  estricta de lo necesario, de  lo preciso, la imprescindible condensación que debe actuar siempre a favor de la intensidad, me parecen elementos sustanciales de un género en el que –como también indica Cortázar- todo debe conducir a una especie de fabulosa apertura  de lo pequeño hacia lo grande...

Luis Mateo Díez



Todos los géneros literarios se resisten a ser atrapados en el interior de un corsé. También el cuento, que es una unidad narrativa cuya autonomía, movilidad y capacidad de mutación desconcierta a los estudiosos. En la mayoría de los tratados sobre literatura, el cuento no pasa de ser un apéndice de la novela  que se despacha en unas pocas líneas. Algunos de esos tratados, no excesivamente antiguos, llegan incluso a exigirle una función ejemplarizante.
No se puede mantener seriamente, desde ninguna posición teórica, que el cuento sea inferior a la novela, a menos que consideremos inferior lo más breve. Los rasgos específicos atribuibles al cuento son los mismos que se pueden atribuir a la literatura en general. Sin embargo, todo narrador sabe que para enfrentarse a la escritura de un cuento se requieren posiciones y armas muy diferentes a las que exige la redacción de una novela. Quizá esto se pueda resumir afirmando que la posición psicológica frente a una u otra cosa es distinta, del mismo modo que lo es un corredor de velocidad frente a un corredor de fondo. El modo en que se reparten las energías, la forma en que se administran los materiales narrativos, varía mucho en función del territorio que se ha de atravesar...

Juan José Millás



 
Hace ya mucho tiempo que la novela, ese género voraz e irrespetuoso para el que no hay fronteras ni nada sagrado, invadió el territorio del cuento logrando que la mayoría de los escritores que hoy lo practican hagan en realidad, más que cuentos propiamente dichos, fragmentos o episodios de novelas. El hecho de que ambos géneros sean  narrativos ha favorecido la confusión y ha facilitado la tarea invasora de la novela, hasta el punto de que ha llegado a olvidarse que sus respectivas tradiciones son muy distintas y la del cuento mucho más vieja y más permanente...
...En oposición a la novela, el cuento, podríamos decir, admite ser contado también con otras palabras de las que se han empleado  para contarlo (por ejemplo oralmente), o, dicho de otro modo, en él prevalece o sobresale la historia, a la que, según Isak Dinesen, el cuentista debe ser “eterna e inquebrantablemente leal”...

Javier Marías


 
...A mi entender, los cuentos encierran el sentido prístino del arte de narrar. La novela es una construcción plural, con elementos accesorios que van sosteniendo a los  elementos principales. Conforme se avanza en su elaboración, lo sustantivo y lo adjetivo van entrelazándose y todo ello junto, si se consigue la feliz culminación del proceso, acaba sosteniendo el texto con similar capacidad de apoyo. Todos los materiales del cuento tienen una función principal: de ahí la difícil concisión a que obligan, que no está sólo en el empleo de las palabras, sino –sobre todo- en la previa selección de los motivos.
...Y es que la literatura –al contrario que el deporte- no es cuestión de músculos, y tampoco la mayor envergadura física mejora necesariamente la calidad de sus productos.

José María Merino




Si algo me apasiona del relato como género es su extraño equilibrio entre precisión y vaguedad. Su compromiso con lo leve le obliga a buscar siempre las palabras exactas, pero eso no significa que pueda abordar sólo ideas sencilla. Muy por el contrario, los buenos relatos son pequeños universos en perpetua expansión, pues se instalan en el potencial infinito que se esconde en la inteligencia de sus lectores.
..En cualquier caso, el lector de relatos no puede tener un carácter dócil y acomodaticio. Ha de estar dispuesto a aportar tanto o más que el autor. Aunque magnífica, no deja de ser una limitación.

 Pedro Zarraluki

 

...El cuento es, sin duda, un género importante. Es importante porque admite grados de condensación casi poéticos –cosa que no admite  nada bien la prosa narrativa en las novelas- y, sin embargo, nunca es un poema: conserva siempre su esencial ritmo narrativo, su voz es viva voz de la prosa y, por lo tanto, natural y no artificiosa, transparente y no traslúcida, como las voces que oímos en los versos. Para que un cuento sea bueno tiene que ser perfectamente circular y tiene que contener un elemento de enseñanza, tiene que servir de ejemplo de algo...

 Álvaro Pombo


 
       "Entre el cuento y la novela hay la misma disparidad de criterios que entre un flechazo que dura una sola noche y un matrimonio de décadas [...]. Los cuentos, se dice, son intensos y las novelas estables."

Eloy Tizón



      "Todo novelista quiere escribir poesía, descubre que no puede y a continuación intenta el cuento, y al volver a fracasar,  sólo entonces, se pone a escribir novelas."


William Faulkner




        "La gloria del cuento es la brevedad. Hacer impacto. Si en esa brevedad el verbo se hace carne, sale un cuento maravilloso. Y siempre tiene algo de misterio. Se debe encontrar una sobriedad que no quite expresividad. En realidad, nadie sabe lo que es un cuento. Al que cree saberlo, se le nota, porque hace un mal cuento."

Medardo Fraile








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...