Sígueme también en este otro blog:

martes, 20 de diciembre de 2011

Louis-Ferdinand Céline: "Viaje al fin de la noche"






Frases extraídas de la obra cumbre de Louis- Ferdinand Céline , “Viaje al fin de la noche”, publicada en 1932. Las traigo a este Rincón, por su innegable interés sociológico y su calidad literaria. Es indudable que Céline –a pesar del estigma que sobre su persona pesa- es uno de los mejores escritores del siglo xx en lengua francesa, y el que mejor ha sabido expresar- pese a su atracción por los abismos- los sentimientos e instintos humanos.
Frases escogidas
  • “La gran derrota en todo es olvidar, sobre todo lo que te mata, y morir sin comprender jamás hasta que punto los hombres son bestias. Cuando estemos al borde del hoyo no nos pasemos de listos, pero tampoco olvidemos; hemos de contarlo todo, sin cambiar ni una palabra de las lacras que hemos visto en los hombres, y entonces liar el petate y bajar. Es suficiente como trabajo para toda una vida.”
  • “Para que el pensamiento de una vuelta en el cerebro de un inconsciente, es necesario que le ocurran muchas cosas y muy crueles.”
  • “La mayoría de las personas sólo mueren en el último momento, otros empiezan y se toman veinte años de tiempo, y a veces más. Son los desgraciados de la Tierra.”
  • “Mi corazón, ese conejo, al abrigo, tras su pequeña reja de costillas, agitado, encogido, estúpido.”
  • “Si la gente es tan mala, es quizás solamente porque sufre, pero es muy largo el tiempo que media entre el momento en que ha dejado de sufrir y aquel en que se vuelve un poco mejor.”
  • “...Os lo digo, infelices, jodidos de la vida, vencidos, desollados, siempre empapados de sudor; os lo advierto, cuando los grandes de este mundo empiezan a amaros es porque van a convertiros en carne de cañón.”
  • “Los gatos, cuando están amenazados, terminan por echarse al agua.”
  • “Los seres van de una comedia a otra. Mientras la pieza no está montada no son capaces de discernir los contornos, el papel propicio, y se quedan allí, brazos caídos ante el acontecimiento, los instintos cerrados como un paraguas, bamboleándose de incoherencia, reducidos a ellos mismos, es decir a nada. Vacas sin tren.”
  • “Descubres en tu ridículo pasado tanta ridiculez, engaño y credulidad, que desearías quizá pararte en seco de ser joven, esperar que la juventud se desprenda, esperar que te adelante, verla alejarse, irse, contemplar toda su vanidad, tocar con la mano su vacío, verla pasar de nuevo ante uno mismo, y luego marcharse, estar seguro de que ella también se ha ido y tranquilamente entonces, por tu lado, bien tuyo, pasar poco a poco al otro lado del Tiempo para mirar realmente como son las gentes y las cosas.”
  • “Para comer, los ricos no tienen necesidad de matar con las propias manos. Dan trabajo a los otros como a ellos les gusta decir. Los ricos no hacen el mal, pagan por él.”
  • Traicionar es fácil. Lo difícil es tener la ocasión. Traicionar es algo parecido a escapar de una prisión. Todos tienen ganas, pero es raro conseguirlo.”
  • “Los pobres rejuvenecen por dentro a medida que avanzan. La tarea de los pobres, la única, es la de vaciarse de las ganas de obedecer que les dieron al nacer, vomitarla. Si lo consiguen antes de reventar, entonces pueden vanagloriarse de haber vivido por algo.”
  • “En cuanto vives solo, uno se embrutece. Estar solo es entrenarse a morir.”
  • “La gente tiene piedad por los inválidos y los ciegos, incluso puede decirse que tienen reservas de amor. A veces yo mismo he sentido ese amor en reserva. Hay mucho. Pero es una pena que con tanto amor en reserva la gente sea tan cabrona.”
  • “Con el transcurso de los años decides hablar cada vez menos de las cosas que más te importaban, cuesta un poco al principio. Uno se harta de oírse hablar... ya no te importa tener razón, uno se asquea... basta con tragar un poco, calentarse un poco y dormir todo lo que se pueda en el camino de la nada. No eres más que un viejo reverbero de recuerdos en la esquina de una calle por donde ya no pasa casi nadie.”
  • “Al pasar los años, cuando uno piensa, te gustaría atrapar de nuevo las palabras dichas por ciertas personas, para preguntarles qué quisieron decirnos, no tuvimos bastante inteligencia para comprenderlas, cuando dejamos en el camino a los buenos amigos, sentimos no haberles hecho la pregunta adecuada, la verdadera...”

  • “La juventud va a converger en la playa gloriosa, a orillas del mar, allí donde las mujeres parecen sentirse al fin libres, en donde se ven tan hermosas que ni siquiera necesitan la mentira de nuestros sueños”.
Autora: Carmela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...