Sígueme también en este otro blog:

miércoles, 30 de abril de 2014

Imágenes de la Feria de Abril en el Prado de Sevilla



 Feria de ganado en el Prado de San Sebastian, 1895







Todo se inició un 18 de abril de 1847. El germen fue la propuesta comercial de un vasco (José María de Ybarra), y un catalán (Narciso Bonaplata) al Cabildo Municipal para la creación de una Feria de Ganado en los terrenos del Prado de San Sebastián, entre la Puerta de San Fernando y la de la Carne.  El resto (lo que es hoy) es obra del ingenio local, algo que parece olvidársele a muchos “historiadores”. 

Aprovechando que el Tagarete pasaba por el Prado, daré algunos datos que pueden resultar interesantes: 

  • La Feria del Prado estuvo en este lugar hasta 1972. En 1973 pasó a los Remedios (que por cierto, no se celebró en abril sino en mayo, desde el día 1 al 6.

  • Al principio, la Feria se celebraba durante tres días. En 1914 –ante la gran aceptación de la misma- se ampliaría a cinco, y en 1952 se le añadiría una más, completando los seis días con lo que cuenta en la actualidad.

  • La Puerta de San Fernando (también llamada Puerta de San Bernardo) estuvo en pie hasta 1868.

  • 1850, tras el éxito que experimenta la Feria Festiva, el Cabildo decide separar la zona dedicada a la compra y venta de ganado, del espacio para la diversión. La primera se desplazó algo más al sur (zona de la glorieta del Cid), mientras que la de Ganado continuó en el lugar de origen, que coincide con lo que hoy conocemos como Paseo de Catalina de Ribera.

  • En 1890 se edita el primer cartel anunciador de la Feria.

  • “La Pasarela” fue la primera portada de la Feria de Abril; duró desde1896 hasta 1921.

  • La bebida “oficial” de la feria empezó siendo la manzanilla de Sanlúcar de Barrameda, a la que sustituyó con el tiempo y la eficaz comercialización del producto, el fino de Jerez de la Frontera, volviendo a imponerse de nuevo la primera. El rebujito no es más que un subproducto aberrante  que los “modernos” feriantes, desconocedores del buen beber, han inventado hace dos días para emborracharse grotescamente.


Feria de ganado del Prado, primer tercio siglo XX

 Feria de ganado en el Prado (sin datar). A la derecha de la imagen ya se vislumbra una fila de casetas

Feria de ganado en el Prado (sin datar)
 Feria de abril en el Prado, 1856. La pintura de Andrés Cortés y Aguilar nos muestra el incremento de casetas festivas, después de la separación de la de ganado y ésta

 Caseta del Cículo Mercantil  en el Prado, constrida con materiales de obra en 1905,  que estuvo en pie hasta 1973, año del traslado de la Feria al barrio de los Remedios
  
 Feria de abril en el Prado, 1918
 Feria de abril en el Prado, 1928

Feria de abril en el Prado, 1936
 
 Feria en el Prado de San Sebastian

"La Pasarela", primera portada de la Feria de Abril en el Prado. Se construyó en 1896 y duró hasta 1921. Desde entonces, a este lugar se le llama indistintamente Prado de San Sebastian o Pasarela








martes, 29 de abril de 2014

Ruta IX: El Talenque-Valdelarco




Agua, piedra, trinar de pájaros y una espesa vegetación, son los elementos que caracterizan a este hermoso recorrido





Ruta IX: El Talenque-Valdelarco


Trazado: Lineal
Distancia: 6 km. ida y vuelta
Duración: 2 horas
Altura máxima: 657 m.
Altura mínima:  572 m.
Desnivel:  85 m.
Dificultad: Baja


 
Caminando hacia Valdelarco, nuestro primer destino




Este es un sendero que transita por el viejo camino que comunicaba las poblaciones de Navahermosa  y Valdelarco.
El recorrido es  corto y fácil, pero lleno de atractivos visuales, debido al entorno paisajístico y ambiental por el que transcurre. El agua será el elemento principal en todo el trayecto, unido a la gran masa vegetal que lo cubre y tapiza: castaños, alcornoques, encinas, pinos, sauces, chopos, madroños, perales, cerezos, junto con algunas higueras y nogales, darán sombra y frescor a nuestro paseo. Bajo el bosque de galería por el que se precipita el arroyo, el suelo está cubierto de una espesa alfombra de helechos, ranúnculos, zarzas, juncos, clavellinas de roca y berros. Los laterales soleados del camino están tomados por hermosos macizos de adelfas, aulagas y jaras, que colorean el paisaje, mientras que las hiedras y los tomatillos del diablo pueblan los muros de piedras que separan las propiedades.  



El recorrido parte de la zona noreste de El Talenque




Comienza en El Talenque, un área recreativa próxima a Navahermosa, y discurre a través de un encajonado barranco por el que se desliza un refrescante arroyo que nos ha de acompañar –unas veces por la derecha, otras por la izquierda-, hasta una empinada y empedrada cuesta que nos llevará a las huertas próximas a Valdelarco.

Hasta aquí no tendremos ninguna dificultad para orientarnos -sólo basta seguir el camino empedrado y observar las señales que encontraremos-. Una vez llegado a este punto tenemos dos opciones para entrar al pueblo:

1. Seguir de frente, ya convertido éste en pista, rodeando las huertas por el este, que se cruza con los caminos a Hinojales y Cortelazor.

2. O tomar el de la izquierda (es el que recomiendo), pegado a la loma de la montaña, que transita por un bosque de castaños y que nos llevará a otro lugar delicioso del camino (“La fuente de las Alberquillas”), en el que podremos hacer un alto y refrescarnos, antes de llegar a Valdelarco, en el cual entraremos por una estrecha y sombría calle en la que sus casas están semiderruidas.

Comentar de paso que Valdelarco está enclavado en uno de los parajes más bellos de la sierra de Huelva, y que su caserío ha declarado Bien de Interés Cultural, como elemento singular del patrimonio histórico andaluz.

El regreso será el mismo. Como alternativa, la salida del pueblo se puede realizar por el camino contrario que utilizamos para entrar.


El agua, los helechos, hiedras, madroños, juncos, etc, serán nuestros compañeros de viaje


La abundante sombra y la intensa humedad crean un microclima específico que hacen posible realizar este camino aún en época estival


Hermoso macizo de Aulagas


Suelo tapizado de soberbios helechos


Durante el recorrido hay que ir sorteando el arroyo que, travieso, se cruza una y otra vez en el camino


Chopera


El bosque de galería y la gran cantidad de agua que encontramos en el trayecto, posibilitan transitar aún en días de fuerte calor


Nuevo cambio de orientación del arroyo


Cercano a Valdelarco, el bosque de castaños, salidos de su ivernación, nos recibe


Área de descanso, bajo una vieja  y soberbia higuera, en la zona de la Fuente de las Alberquillas


Fuente de agua potable de las Alberquillas


Desde lejos, ya vislumbramos nuestro destino: Valdelarco


Valdelarco: donde aún se puede soñar con el pasado




 



lunes, 28 de abril de 2014

Pete Seeger: El ejemplo de un gran maestro y un incansable luchador






Hoy se cumplen tres meses de la muerte de este maestro de la música folk e incansable luchador de los derechos humanos. Hasta el último día ha estado en todos los acontecimientos donde se le necesitaba, denunciando los abusos sociales que los gobiernos -"legítimamente" establecidos-, infligían contra las capas más débiles de la sociedad. 
Cada vez van quedando menos hombres íntegros y buenos. Descansa en paz buen maestro.

Para recordarlo, nada mejor que la genial versión que Bruce Springsteen hace de la canción We shall overcome”, popularizada por el viejo músico americano: una obra maestra de la música folk cantada por uno de sus más incondicionales seguidores. Aquí rompe los moldes de la interpretación y alcanza la genialidad artística el cantante de Nueva Jersey. 


viernes, 25 de abril de 2014

Charles Chaplin: "Un rey en Nueva York" (Fragmento del niño anarquista)






He de confesaros que Charles Chaplin, junto a Groucho Marx, forman el dúo de políticos universales que más me convencen.
No sabría decir si es por méritos propios o deméritos de los otros, el caso es que desearía tenerlos vivos para oírlos opinar sobre las próximas elecciones a ese tinglado financiero que llaman Unión Europea: seguro que nos dejarían caer alguna "perla" poco agradable hacia ella y los políticos trincones que tienen puestas sus esperanzas en ese paraíso de la ineptitud y el parasitismo que es el Parlamento Europeo. Es una pena que no hayan querido quedarse más tiempo vivos en este asqueroso mundo: "filósofos" como ellos nos harían mucha falta.

El siguiente fragmento pertenece a la película "Un rey en Nueva York", escrita y dirigida por Chaplin en 1957, tras haber tenido que exiliarse tres años antes del Reino de la Democracia (Estados Unidos),  debido a la "caza de brujas" que promovió el senador McCarthy contra todos los sospechosos de "comunismo" que pisaban la "sagrada tierra" de norteamérica. La lección de política comprometida y consecuente que da el "niño anarquista" (Michael Chaplin, hijo del director), es todo un tratado de racionalidad y conceptos básicos democráticos, imprescindibles para ser incluidos en los libros de texto de la escuela primaria, secundaria y universitaria, quizás así no nos "mangonearían" tanto esta casta de políticos mediocres. 
 

miércoles, 16 de abril de 2014

VI Ruta de la Manzanilla y el tapeo de Sanlúcar de Barrameda












Animados por las anteriores ediciones y la degustación de algunas de las tapas que concursaron -entre las que caben destacar  las costillas de cerdo al adobo de manzanilla y el inmejorable atún a la Taurina, de la Taberna Típica La Taurina, o el atún rojo marinado de la Taberna Argüeso-, este año decidimos asistir al citado evento, eligiendo para ello el penúltimo fin de semana de marzo. 
El resultado no pudo ser más decepcionante. Apruebo el esfuerzo –y la voluntad- que el Ayuntamiento pone para llenar el calendario de actividades que posibiliten la visita de turistas a la localidad, pero ni todo vale, ni mucho menos ha de quedarse en la simple convocatoria y  edición de un cartel. Estas cosas –si queremos que no sean un fracaso-, necesitan una continuidad, y es aquí donde se equivoca la concejalía de turismo de la ciudad. Convocar un evento y olvidarse de él al día siguiente de presentarlo a la prensa, es una omisión grave en la que sólo pueden caer los gobernantes incompetentes y cómodos.
Como sorprendente es la actitud de la mayoría de los establecimientos adheridos. ¿Alguien les ha puesto una pistola para que participaran? Porque salvo unos pocos (sobran los dedos de una mano para contarlos), la mayoría deberían haber estado fuera del cartel, unos, por la mala calidad del producto con el que participaban, otros, por no incorporar en la elaboración de la tapa la manzanilla, componente exigido, y los que más, por la poca publicidad y estímulo que ponían en el evento, ya que a muchos había que “rogarles” para que nos sirvieran el “suculento bocado” que guardaban hacía varios días en el rincón más recóndito de la nevera. Sólo se salvó del desaguisado (un año más) la Taberna La Taurina, con sus albóndigas de ternera a la Manzanilla: para quitarse el sombrero.
Después del fracaso de esta edición y de las críticas que algunos serios restauradores han elevado a la organización (o sea, al Ayuntamiento), no creo que haya una VII Edición de la Ruta de la Manzanilla y el Tapeo. Si es así, el que comenta y la compaña no se harán doscientos kilómetros para acudir a este tipo de evento mal gestionado. 

  

 Vista de Sanlúcar de Barrameda. Al fondo, iglesia de la Merced y palacio de Orleans, en la zona arbolada de la derecha; a la izquierda, iglesia de la "O" y palacio de Medina-Sidonia.  


  Desembocadura del río Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda. Al fondo, el Parque Nacional de Doñana y su magnífico bosque de pinos piñoneros






martes, 15 de abril de 2014

Ruta VIII: Aracena-Corteconcepción





Las huertas son el rasgo predominante de este recorrido





Ruta VIII: Aracena-Corteconcepción



Trazado: Lineal
Distancia: 9 km. ida y vuelta
Duración: 2 horas y media
Altura máxima: 660 m.
Altura mínima: 540 m.
Desnivel: 120 m.
Dificultad: Baja



 Entorno paradisíaco


La gran belleza de este recorrido se disfruta más si lo hacemos en primavera, época en la que recobra vida la vegetación que hasta este mismo instante se encontraba adormecida.
Gran parte del mismo transcurre por un valle regado por decenas de arroyuelos y manantiales que se recogen en el coqueto Arroyo de Fuente del Rey, y que a través de lievas llevan estas cristalinas aguas a las muchas huertas que dibujan el paisaje. El sendero está sembrado de bosquetes de alcornoques, encinas, castaños, olivos, árboles frutales, álamos negros, chopos... y una vegetación –en algunos tramos, de galería- que sombrea gran parte del recorrido, en el que cabe destacar lentiscos, madroños, madreselvas, jaras, cornicabras, cantuesos, hinojos. 


 Frutal en plena explosión floral


Detalle de la floración


En las cercanías del arroyo encontraremos berros, hierba carmín, helechos, ortigas, menta, y un refrescante bosque de galería que acompaña al arroyo hasta fundirse con las aguas del embalse.


 Hermoso bosque de galería que acompaña al arroyo hasta el embalse



  Inicio del recorrido


Para llegar a él cogeremos la carretera que va desde Aracena a Carboneras y a 500 metros aproximadamente encontraremos el inicio. El coche es preferible dejarlo en este punto, bastante destrozo arquitectónico y paisajístico han cometido ya los propietarios de las fincas, los cuales no han tenido el mínimo reparo en cementar parte de mismo, acabando con los restos de la hermosa calzada que unía a estas dos localidades. 


 Pequeño altar en el camino a la virgen del Carmen


Partimos de una altura de 660 m. Desde aquí –primer tramo–, siempre bajando, iremos en línea recta hasta llegar al arroyo (descendemos a 540 m.), donde cruzaremos el mismo y comenzaremos a subir –segundo tramo, en el que aún se conservan importantes restos de la antigua calzada-, buscando ya las primeras vistas de Corteconcepción (580 m.) 



Manantial donde nace el arroyo Fuente del Rey



 Refrescante cascada poco antes de llegar al vado del arroyo


Vado para cruzar el arroyo



Tras cruzar el arroyo, nos encontramos con la parte "virgen" del sendero en el que aún perduran restos de la antigua calzada



 Trayecto del camino donde podemos caminar bajo la protección de la vegetación en galería



La mañana estaba totalmente clara, pero la incidencia de la alta temperatura sobre las aguas del pantano levantaron un mar de nubes 





Cuanto más nos acercábamos a Corteconcepción, más persistentes se hacían las nubes 


 Indicador en el cruce de caminos Carboneras-Corteconcepción

 


Una vez en esta localidad podemos visitar su iglesia de estilo gótico-mudéjar, y presenciar desde el mirador cercano a ella  –si las nubes nos lo permiten-, las aguas del embalse de Aracena que almacena las aguas que quitan la sed de los habitantes de Sevilla.



Iglesia de la Concepción 


Mirador desde donde se puede ver el embalse de Aracena, cuando sus majestades las nubes lo permiten
 

El regreso lo haremos por el mismo camino. Es recomendable detenerse a mirar las hermosas vistas que el trayecto nos ofrece, y recrearse en el gratificante paraje (cascada incluida) cercano al vado del arroyo.  



Y este es un inesperado compañero de viaje que nos acompañó gran parte del camino










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...