Sígueme también en este otro blog:

martes, 30 de abril de 2013

Antonio Orihuela: "Una idea de libertad"




 
Una idea de libertad
  
  .
Cuando más cogido por los huevos me tienen,
busco la ventana por donde se ve más lejos
y me quedo allí
con la nariz aplastada
esperando siempre
unos pájaros
que nadie ha visto
que sé existen,

pero que no vienen.










lunes, 29 de abril de 2013

Francis Picabia: "Nueva dicha"



 





Nueva dicha


Amarnos los unos a los otros
es un sentimiento lejano
lejano como la patria
vencida o victoriosa:
siento el deber de convertirme
en un tipo contrario
contrario a todo.
Los hombres están mal informados
soy lo contrario de un examen,
lo contrario de un análisis,
lo contrario de un creencia,
trabajo para fundar al que va a venir
ritmo y rima,
como los libre-anarquistas.
Los hombres tuvieron siempre la idea
fijada de antemano
intercalada conforme al fin,
fin idéntico,
canciones populares de sonidos familiares.
Alzar el vuelo es demasiado pesado
las curvas y los rodeos
como la propiedad
aprovechan las zonas templadas.
La moral es lo contrario de la dicha
desde que yo existo.











domingo, 28 de abril de 2013

Janis Joplin: "Little Girl Blue"









Si hay una música que suene en el Cielo, sin duda esa debe ser la de esta diosa del blues. 
Escuchar a Janis Joplin es como -y no deseo repetirme-, tocar la estrellas, estar sobre la cumbre más alta de una montaña, o hacer sexo con la mujer que más deseas
No tenía límites, ni fronteras, su voz traspasaba la falsa rigidez de  los países y se fundía en la atmósfera. ¡Qué blanca más negra! ¡Qué ángel sin alas! ¡Qué "hipparri" más deseada! Oírla cantar esta "Little  Girl Blue" es un reto a la belleza, es un ataque directo a los fundamentos religiosos que nos encorsetan, es una osadía contra las leyes filosóficas y políticas que nos oprimen. 
Oyendo esta "Niña triste" de Janis Joplin, el mundo se amplía y nos hace volar como pájaros multicolores en una primavera sin retorno.



sábado, 27 de abril de 2013

Amor y dolor casi siempre caminan juntos: Pintada y fotografía





Seguro que sí. 
¿Alguien en su juicio hubiese renunciado?
El amor, como el fuego, hay que probarlo para saber de sus quemaduras.
Nadie debería morir sin amar ni ser amado, porque el Amor es el único elemento que iguala al pobre con el rico, al feo con el bello, al loco con el cuerdo, y consigue que, por un breve tiempo, el hombre se sienta divino.
Amar, sí, a riesgo de quedar herido.



 

viernes, 26 de abril de 2013

Poesía andalusí: Al-Mu`tamid












Al-Mu`tamid. 1040/1095. Rey-poeta de Isbilya. Es considerado como el máximo representante de la poesía andalusí de la última mitad del siglo XI. Como soberano del más importante Reino de Taifa, su vida transcurrió rodeado de todas las delicias que pudo ofrecerle la cultura arábigoandaluza.





-o-o-o-o-o-o-









Lloré al paso volador de las perdices,

     libres, sin cárcel, sin grilletes.

Mas no por envidia lloré –Dios me libre-

     sino por añoranza de su imagen.

Sueltas, no con su gente dispersa, ni con

     el pecho apenado, ni con los ojos llorosos por los hijos muertos.

¡Suerte! No os separéis de la bandada

     no probéis la lejanía de los vuestros;

No acabéis como yo: con el corazón aturdido

     al zurrir la puerta carcelera o retumbar la cerradura.

Esto no es invento de mi ingenio,

     sólo describo la humanidad de siempre.

Mi alma ya sólo anhela la muerte.

     Otro querrá la vida con los pies engrillados.

Dios proteja las perdices y sus volantones,

     ya que el agua y la sombra han traicionado a mis vástagos. 

 
 
("Ajimez", de Miguel José Hagerty)









jueves, 25 de abril de 2013

Juan José Millás: "¿Es grave, doctor?"


 

 

 

 

 

Juan José Millás nació en Valencia el 31 de enero de 1946. Es periodista y escritor y destaca por su habilidad en la creación de microrrelatos.


 

¿Es grave, Doctor?

 

De joven, compartí piso con una chica que lo primero que me dijo fue que le reventaba fregar los cacharros, de manera que me tocó a mí. Al principio me parecía un engorro, creo que porque me empeñaba en terminar en seguida, pero luego le cogí gusto y limpiaba en una hora el mismo número de platos que cualquier persona normal habría liquidado en media. Lo que me gustaba de aquella actividad era que me ponía intelectualmente en marcha. A los diez minutos de estar sacándole brillo a una cacerola de aluminio, las neuronas trababan amistad entre sí y resolvía problemas que en la mesa de trabajo me habrían llevado días. Fregar me ayudaba a entrar en un raro estado de concentración del que obtenía beneficios increíbles. Sin embargo, a mi compañera le sentaba fatal verme disfrutar de ese modo y comenzó a pensar que compartía piso con un depravado.
—¿Pero tú por qué no protestas cuando te toca fregar?
—Porque me gusta.
—No gastes bromas. Cómo te va a gustar.
—Es cierto. El correr del agua y el ver cómo se marcha la porquería de las sartenes por el sumidero me hunde en una especie de éxtasis que me ayuda a reflexionar sobre la existencia.
Al principio pensó que le tomaba el pelo, y luego que era un pervertido. Cuando teníamos invitados y me veía levantarme después de comer para recoger la cocina, la oía murmurar cosas sobre mí. Una vez llevó a su madre, quien tras observarme de arriba abajo me preguntó si era yo ese al que le gustaba fregar.
—Soy uno de ellos —respondí sintiéndome miembro de una secta secreta de fregadores repartidos por el mundo.
Al día siguiente la chica abandonó el piso sin despedirse y tuve que poner un anuncio en los tablones de la Facultad, pues no podía hacer frente yo solo al alquiler. Siempre he preferido vivir con mujeres que con hombres, por lo que solicité una compañera. Vino una estudiante de medicina que lo que no podía soportar de ningún modo era tender la ropa. Yo nunca me había ocupado de eso, pero a las pocas semanas empezó a gustarme y estaba deseando encontrar algo mojado para colgarlo de las cuerdas. Bien es cierto que teníamos un patio interior muy sugerente, y que a mí me apasionaba imaginar las vidas que discurrían al otro lado de las ventanas que se veían desde la nuestra. Al poco, me pasaba la vida tendiendo y mi compañera empezó a sospechar que había ido a caer con un mirón o un psicópata, así que se fue y tuve que poner otro anuncio gracias al que aprendí a cocinar, y así de forma sucesiva.
Evidentemente, tengo una rara capacidad para que acabe gustándome lo que he de hacer por obligación. Ello me ha creado fama de bicho raro entre mis conocidos. También eso me encanta, y lo cultivo, lo mismo que tender la ropa o fregar cacharros. ¿Es grave, doctor?










miércoles, 24 de abril de 2013

Pedro Sevilla: "Éramos violentos"















Éramos violentos




Éramos violentos y algo tristes.
El paraíso entonces
era besar tus labios,
ir contigo a los muros donde en tiempos de paz
se abrazan las parejas
como si cachearan al amor.

Era el setenta y siete.
Tenías veinte años y un temblor en el pecho
de palomas miedosas que acostumbraron pronto
a probar la ternura de mis manos.

Éramos violentos: agentes de uniforme
saqueaban las aulas en busca de octavillas,
de libros prohibidos;
no comprendieron nunca que en los parques de octubre,
besándonos los labios,
fuimos más inquietantes, mucho más peligrosos,
que gritando en las calles mientras nos perseguían.

Tenías veinte años:
Recuerdo que en un muro,
bajo la sangre quieta de unas siglas,
hicimos el amor en pie de guerra.








martes, 23 de abril de 2013

La poesía puede llegar a ser revolucionaria











La poesía puede llegar a ser revolucionaria



No tiene futuro la poesía, como jamás lo tuvo lo emocional, ni la dulzura, ni la belleza, ni la filosofía, ni siquiera el sorprendente volar de una mariposa o el coreográfico balanceo de unos árboles en otoño; todo está finiquitado, mal subastado y en ruinas. Vivimos tiempos de practicidad, evaluables, de producción material, y se nos está amustiando el alma. Con tanto asfalto en las calles, abrigándonos tan sólo con hormigón armado cuando sentimos frío, envenenándonos con grandes dosis de antibióticos y agradables pesticidas que ingerimos mientras degustamos sabrosas ensaladas, el hombre, su sombra, su reflejo, o lo que queda de él, no encuentra el camino adecuado –ni el tiempo- para visitarse de cuando en cuando y cada vez le cuesta más encontrarse.

-“¿Para qué le sirve a una sociedad hambrienta una poesía?”-, podría esgrimir cualquier pragmático que quisiera refutar el valor de unos versos.
-A lo que yo respondería:
- “Es cierto; no quita el apetito, pero en cambio, es evidente que aquieta el alma”.
Es como si le preguntásemos a un jardinero, para qué sirve una flor; a un soñador, qué valor tiene una puesta de sol o la efímera visión de un arco iris; o a un noctámbulo, cuánto calcula que repercutirá en la economía nacional el paso de una estrella fugaz por el firmamento.
-“Una flor –responderá el jardinero-, por sí sola, no es nada. Su delicadeza, su inmensa vulnerabilidad y el valor inmaterial que posee, es lo que la hace valiosa. El recuerdo de su color, de su perfume, de su hermosura en nuestra conciencia no tiene precio, y, en ocasiones, pueden ser un perfecto sustitutivo medicinal para nuestros intensos dolores afectivos”.
Y el soñador añadiría:
-“En la perfección de su mecanismo diario y la asombrosa explosión de colores, es donde se encuentra el precio y su grandeza”.
Y el noctámbulo argumentará:
-“En su recorrido efímero radica su inmaterial valor”

Y es que hay fenómenos y cosas que no tienen efectos mercantiles, rendimientos comerciales, posibilidad de encajarlos y convertir en lingotes auríferos, pero que son necesarios para continuar inmunes en esta vida desasosegada, en esta carrera dolorosa por terminar nuestros días lo menos dañado posible, sin graves rasguños interiores y rebosantes de experiencias inmateriales. Ricos, sí, asquerosamente ricos, pero de riquezas sensoriales.
Lo otro, lo del valor mercantil, el éxito productivo, el tesoro acumulado en una cuenta corriente, al final, sólo nos valdrá para adquirir un ridículo ataúd, un horrible mausoleo en el centro del campo santo y la garantía de que te entierren “tus seres queridos” boca abajo, por si acaso despiertas de esa muerte inacabada y pones en peligro la herencia.
La belleza puede ser revolucionaria, altamente decisiva y desestabilizadora, máxime cuando va unida al mensaje punzante que encierran las felinas metáforas de un poema.











lunes, 22 de abril de 2013

Setas de la Sierra de Aracena: "Tricholomas"








Con esta décima publicación dedicada a las Tricholomas, damos por finalizada, por ahora, la serie dedicada a las Setas de la Sierra de Aracena. El próximo otoño ya casi está a la vista, así que de momento haremos un alto en el camino, hasta que noviembre nos vuelva a dar el nuevo pistoletazo de salida. Mientras tanto habrá que conformarse con la setas conservadas y, para los que no hayan tenido ocasión, las cultivadas, que tampoco están nada mal.
Una vez más hay que pedir prudencia a la hora de consumir setas recolectadas por uno mismo. No hace más de quince días, tres personas, de la localidad onubense de Almonte, han resultado afectadas gravemente por la ingesta de especies no comestibles, por lo tanto, si no las conoces a fondo, o vas acompañado de un experto, mejor no cogerlas, y mucho menos, consumirlas, una equivocación puede resultar desastrosa.


 (Fotos y clasificación: Juan M. Cabrera Cerezo)



Tricholoma Acerbum: No es aconsejable su consumo por sospecha de toxicidad.



Tricholoma Atroscuamosum: Comestible



Tricholoma Aurantium: Ante la duda de su comestibilidad es recomnedable NO CONSUMIRLA



Tricholoma Columbetta: Buen comestible



Tricholoma Portentosum: Excelente comestible



Tricholoma Saponaceum: No comestible



Tricholoma Sejuctum: No comestible



Tricholoma Sulphureum: Tóxica














jueves, 18 de abril de 2013

Feria de Sevilla: El paseo de caballos










Todos los días, desde las 12 de la mañana hasta las 8 de la tarde, se puede ver por el Real este fascinante paseo de caballos y enganches que añade belleza, vistosidad y ambiente a la feria.
El vídeo es del 2012, pero da igual, durante los seis días que dura el evento, el ritual es el mismo.



miércoles, 17 de abril de 2013

Feria de Abril de Sevilla: Belleza, luz y color



¡Ambientazo!






El mágico momento del Alumbrao


 El relevo va de la mano




Interior de una caseta


El escaparate de la elegancia



Paseo de carruajes y caballos 



 
 La feria desde un caballo


 Paseo de caballos


Fiesta espontánea

















martes, 16 de abril de 2013

Bailando por sevillanas











La música la pongo yo, el baile, la manzanilla, las gambas y el jamón corren a cargo de vuestra imaginación. 
¡Cuánto me gustaría que vivieran la Feria de Abril en directo! 
De momento, conformaros con las sevillanas de estos sanluqueños de bonanza, "Salmarina" -para mí, el mejor grupo que ha cantado y compuesto este tipo de música- , que le dan una cadencia y calidad insuperable. Todas sus sevillanas son "poco bailables", pero, en cambio, resultan de una magnífica belleza audible.
Lo dicho, a bailar y disfrutar.


lunes, 15 de abril de 2013

Feria de Abril de Sevilla








Esta noche, a las 12 horas, se producirá el tradicional Alumbrao, acto en que se ilumina la Portada y el resto del recinto ferial, y con el que dará comienzo la Feria de Abril de 2013. Es un acontecimiento deslumbrante en el que la luz de cientos de miles de bombillas llenan de luminosidad  esta improvisada ciudad, en la que, durante seis días, miles de visitantes se acercan a encontrar la felicidad efímera que la real le priva.




La feria que en la actualidad conocemos tiene sus orígenes en un lejano 25 de agosto de 1846, año en el que dos empresarios asentados en la ciudad –uno vasco, José María de Ybarra; otro catalán, Narciso Bonaplata-, hacen una petición al Cabildo Municipal para la instalación, durante tres días en abril, de una Feria de Ganado con carácter anual, propuesta que fue aceptada por dicho Cabildo, inaugurándose el año 1947 la Primera Feria de Abril de Sevilla.
El lugar escogido para su instalación fueron unos terrenos a las afuera de la ciudad, por la puerta de San Bernardo, en la que existía un magnífico prado que satisfaría las necesidades requeridas para tal evento, y que coincide con el hermoso y céntrico Prado de San Sebastián de nuestros días. 




Al principio todo debió ser bastante rústico y enfocado a la trata de ganado, encargándose, posteriormente, los años, la operatividad logística y, sobre todo, el ingenio humano que jamás descansa, de ir realizando los cambios y añadidos necesarios para alcanzar la majestuosidad visual y festiva que hoy podemos disfrutar.
Las casetas surgirían por la necesidad de tener un espacio donde cobijarse de las traidoras aguas primaverales, o bien del intenso calor que, en un abril "normal" como el de este año ya se sufre, pero también, un lugar donde poder cerrar el trato con un apretón de manos y una copa de manzanilla sanluqueña, pequeña caseta que daría origen a estas maravillas efímeras que cobijan a los feriantes actuales.




Igual ocurriría con la iluminación. Es de suponer que determinados tratos se prolongaran hasta bien entrada la noche, por lo que era de suma necesidad la instalación de luces artificiales que facilitaran las tareas comerciales que se llevaran a cabo a esas horas, iluminación que iría ampliándose con el transcurrir de los años hasta llegar a esta maravilla luminotécnica de estos momentos.





Con el paso del tiempo, la Feria se dividió:
  • La festiva, continuó en el mismo lugar, hasta el año 1973, en que el Ayuntamiento decidió trasladarla al barrio de los Remedios.
  • La original, o sea, la Feria de Ganado, la llevaron a los terrenos donde más tarde se levantó el citado barrio de los Remedios -yo alcancé a conocerla en ese espacio cuando niño-, y en la que actualmente también se haya ubicada la actual feria, una “ciudad” atractiva y  deslumbrante que acoge todos los años a más de un millón de visitantes.




 Cifras de este año

  • Portada:
-         43 metros de altura
-         20.000 bombillas
-         250.000 kilos de peso

  • Superficie:
-         1.200.000 metros cuadrados en total
-         Real: 400.000 metros cuadrados.
-         Calle del Infierno: 300.000 metros cuadrados.

  • Más de 300.000 bombillas. 
  • 100.000 farolillos.
  • 15 calles.
  • 1.048 casetas.
  • Inversión: 3 millones de euros.
  • Impacto económico en la ciudad: 670 millones de euros.








sábado, 13 de abril de 2013

Eduardo Galeano: "La independencia es otro nombre de la dignidad"









La independencia es otro nombre de la dignidad





Bienaventurados sean los perdedores, porque ellos cometieron la insolencia de amar a su tierra, y por ella se jugaron la vida. Pero está visto que el patriotismo es el honorable privilegio de los países dominantes: sólo los que mandan tienen el derecho de ser patriotas. En cambio, los países dominados, condenados a obediencia perpetua, no pueden ejercer el patriotismo, so pena de ser llamados populistas, demagogos, delirantes: nuestro patriotismo se considera una peste, peste peligrosa, y los amos del mundo, que nos toman examen de Democracia, tienen la mala costumbre de conjurar esta amenaza a sangre y fuego.
Bienaventurados sean los perdedores, porque ellos se negaron a repetir la historia y quisieron cambiarla.
Bienaventurados sean los perdedores, y malditos sean quienes confunden el mundo con una pista de carreras y lanzados a las cumbres del éxito trepan lamiendo hacia arriba y escupiendo hacia abajo.
Bienaventurados sean los indignados, y malditos sean los indignos.
Maldita sea la exitosa dictadura del miedo, que nos obliga a creer que la realidad es intocable y que la solidaridad es una enfermedad mortal, porque el prójimo es siempre una amenaza y nunca una promesa.
Bienaventurado sea el abrazo, y maldito sea el codazo.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...